Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 21 noviembre 2010

¿Conoces  Second Life? Nuestra amiga Casandra Raito está haciendo un curso de griego antiguo en una universidad de allí, y ha hecho un pequeño viaje (Erasmus…) que le ha permitido hacer fotos estupendas, pero, ahora, pasado el tiempo, no se acuerda de dónde sacó las fotos. ¿La ayudas?

Puedes ver las fotos de su viaje aquí.

Anuncios

Read Full Post »

Los nombres en latín de las especies animales y vegetales perduran en este fantástico vídeo de SETEM

 

Podría entenderse como otro paso (des)evolutivo:  homo faber, homo loquens… y ahora homo consumus!

Read Full Post »

En las comedias antiguas conservadas aparecen una serie de elementos de origen dispar, que fueron articulándose en la prehistoria de la comedia en torno a un núcleo común. Estos elementos estaban en su origen ligados a unas fiestas concretas, en las que cumplían un fin determinado, diferente del que cumplen en el seno de la comedia del siglo V. Su proceso de integración es muy difícil de reconstruir.

Las representaciones cómicas tenían lugar en las Leneas y las Grandes Dionisiacas. El estado, como en la tragedia, proporcionaba los medios y fondos necesarios para que se representaran en origen cinco comedias, posteriormente tres, que entraban en concurso.

Como los comediógrafos competían entre sí, debían ganarse al público al que criticaban, con el fin de obtener el premio y la posibilidad de que sus obras fueran representadas en años sucesivos. Esto hacía que los poetas limitaran su labor creadora de acuerdo con las expectativas del auditorio. Se trata del único tipo de censura que puede verse en la comedia griega; por lo demás, la libertad era absoluta en cuanto a los temas y la crítica personal. Se criticaba el poder establecido, a los dirigentes y políticos en general y normalmente al pueblo.

La comicidad se centraba en la burla de todo lo que se considerara extraño, snob, inmoral o corruptor. Con mucha frecuencia se contrapone la realidad a un mundo irreal, fantástico o un «mundo al revés» (como en Las Aves o en Las asambleístas).Dominando la acción hay un héroe cómico, normalmente un viejo ateniense que, si bien persigue unos fines elevados, se sirve de cualquier medio para conseguirlos, sin excluir la astucia o la truhanería. Junto a él aparecen personajes históricos o imaginarios, sin excluir los más extravagantes. Así el coro puede estar formado por aves, avispas, ranas e  incluso nubes.

La acción dramática se divide en dos partes desiguales: en la primera ante una situación insoportable, el héroe cómico concibe un plan fantástico, al que se opone el coro u otro personaje, que asume la función de bufón. Los fines superiores del héroe, basados en utópicas convenciones intelectuales, se ven reducidos a sus más humildes niveles de realización práctica. A pesar de lo extravagante del plan, suele tener éxito, y la acción dramática ya no progresa. En la segunda parte el héroe goza de su triunfo, que suele coronarse al final con una escena de fiesta, borrachera o boda.

Todo esto se estructura en un alternado de canto y recitado, a cargo del coro y los actores respectivamente, siguiendo un esquema en que intervienen elementos arcaicos como la parábasis, en que la acción se interrumpe con alusiones directas a acontecimientos fuera de la acción dramática.

Además, la comicidad se sustenta en el lenguaje (acompañado de los gestos), que parodia el lenguaje elevado de la tragedia, es obsceno, o explora en la creación de compuestos, diminutivos, juegos verbales, etc., con el fin de provocar la risa.

El cultivo de la comedia se extiende en Grecia desde mediados del siglo V hasta mediados del siglo III aprox. Aunque conocemos algunos nombres de los primeros cómicos atenienses, excepto de Aristófanes son muy pocos los fragmentos que nos han llegado.  Los alejandrinos la dividieron en tres periodos: Antigua (siglo V), Media (hasta el 320) y Nueva (hasta el 250).

LA COMEDIA ANTIGUA: Aristófanes (445-386 a.C.)

Aristófanes es el único autor de comedias cuyas obras se han conservado, aunque solamente tenemos once completas. Con ellas podemos establecer  tres grupos:

PRIMER PERIODO, entre el 425 y el 421. Tienen en común la alusión directa a los acontecimientos políticos del momento en Atenas (primera parte de la guerra del Peloponeso).

  • Acarnienses: el héroe, Diceópolis, harto de los males de la guerra, decide hacer una paz .individual. Es un ataque violento al belicismo de los atenienses.
  • Caballeros critica al demagogo C1eón, que había conquistado el favor de los partidarios de la guerra, y constituye una divertida sátira de de democracia. Demos (que representa al pueblo hasta en el nombre) ha comprado un esclavo brutal (representante de Cleón) que engaña a su amo y hace la vida imposible a los demás esclavos, dos de los cuales consiguen convencer a Demos de que se deshaga de él. Demos lo hace así y rejuvenecido regresa a escena.
  • Avispas censura la conducta de los ciudadanos atenienses como administradores de justicia, a la vez que constituye un nuevo ataque a Cleón. Filocleón (nombre que significa el amigo de Cleón) es encerrado en casa por su hijo Bdelicleón (e1 enemigo de Cleón) para curarlo de la manía de los procesos; este ha de enfrentarse al coro de los jurados, semejantes a avispas, con su largo aguijón.
  • La Paz es una celebración de la paz de Nicias. El héroe Trigeo consigue liberar a la Paz, secuestrada, subiendo al Olimpo montado en un escarabajo.
  • Nubes difiere de las anteriores en el tema, que aquí es la moderna educación sofística, encarnada en la figura de Sócrates y sus discípulos. Cuenta como  Estrepsíades, lleno de deudas, oye que hay un hombre capaz de enseñar a convertir la causa débil en la más fuerte: Sócrates. Él mismo se dirige al «pensadero», pero, demasiado viejo para aprender, ha de enviar a su hijo Fidípides. Este aprende a confundir y burlar a los acreedores de su padre mediante la oratoria; pero la conversión de Fidípides ha sido demasiado completa y puede golpear impunemente a su padre y amenazar con hacer lo mismo con su madre, justificando su conducta con razones a las que el pobre viejo no puede oponerse.

SEGUNDO PERIODO: los años que van desde la reanulación de las hostilidades hasta poco antes de la derrota final de Atenas. En ellas, Aristófanes busca nuevos temas, alejados de la práctica política cotidiana, hasta e1 punto de que se ha hablado de escapismo o evasión en sus argumentos. Traslucen las tensiones internas de la ciudad y se respira ya el pesimismo de la derrota.

  • En Aves dos viejos, Pistetero y Evélpides, cansados de vivir en la atmósfera peligrosa de Atenas, deciden exiliarse y fundar una nueva ciudad en el mundo de las aves donde vivir a gusto.
  • Lisistrata plantea el plan de la heroína para salvar a toda Grecia: ganarse a las mujeres de ambos bandos para que se nieguen a todo trato carnal con sus maridos hasta que logren la reconciliación, mientras las mujeres mayores toman la Acrópolis.
  • Tesmoforiantes es una crítica a Eurípides. Las mujeres, en las Tesmoforias, fiestas femeninas, deliberan el castigo que han de infligirle por los ultrajes de que son objeto en sus tragedias.
  • Ranas pone en escena de nuevo un tema literario: Dionisio viaja al Hades para resucitar a Esquilo o Eurípides, ante la mala situación en que se encuentra la tragedia tras la muerte de ambos. No sabe a cual liberar, por lo que se establece un concurso (agón), en el que resulta vencedor Esquilo.

TERCER PERIODO: muestra no sólo una nueva temática cómica, sino una abrupta ruptura con la tradición. El centro de interés no es ya el demos como comunidad, sino la conducta del ciudadano particular. La política es reemplazada por la crítica. Los personajes aparecen más como tipos cómicos que como caracteres individuales, y algunos prefiguran los tipos de la comedia nueva. El coro pierde su papel de portavoz del poeta y representante de la comunidad, para ir convirtiéndose en un mero ejecutor de interludios líricos entre los actos, mientras cambia la función de los elementos más tradicionales.

  • Las Asambleístas, propone una «ginecocracia» y «comunismo» utópicos. Pero el gobierno de las mujeres, que pretende el reparto de la riqueza y la libertad sexual, dista mucho de tener éxito.
  • En Pluto el héroe, Crémilo, irritado porque la honestidad no es compensada nunca con la riqueza, consigue de Apolo el secreto: la riqueza, Pluto, es ciego. Crémilo lo cura, a pesar de la oposición de la pobreza (Penía), que le muestra 1a insensatez de su plan: nadie quiere trabajar y no habrá virtudes como la honradez, modestia, paciencia, etc.

La Comedia Media. La comedia de Aristófanes no tuvo continuadores. Después del siglo V y hasta el 330 aproximadamente, se desarrolla una comedia llamada ya por los alejandrinos Media, para diferenciarla de la Antigua. Ya  no es una producción política, centrada en Atenas, y han desaparecido los elementos tradicionales. Cada vez se van incorporando más elementos que llamaríamos de comedia burguesa: temas eróticos, intrigas, reconocimiento, personajes tipo como el rufián, la prostituta, el enamorado, el fanfarrón, el esclavo, el cocinero, etc. Influye decisivamente la tragedia tardía de Eurípides, en que ya aparecían estos temas y personajes. Conservamos escasos fragmentos.

La Comedia Nueva: Menandro (342-292 a.C.) Se suele dar como fecha de inicio de la Comedia Nueva el año 321/20. El único autor del que conservamos algunas obras Menandro. Las obras mejor conservadas son La samia, La trasquilada, El misántropo y El arbitraje.

En la comedia de Menandro ha desaparecido la libertad de fantasía, así como las formas fijas, incluso el coro ha perdido todo su papel. Se ha renunciado a la temática de la problemática cívica de Atenas, para centrarse en los problemas de una burguesía principalmente ciudadana, pero también campesina. Es una comedia de entretenimiento y evasión, escrita para gentes que prefieren no analizar la realidad que 1es rodea. De ahí su carácter romántico: a las parejas de enamorados que desfilan por sus obras 1es acompañan una serie de acontecimientos y personajes que complican la acción y ocasionan intrigas, equívocos y situaciones paradójicas. Abunda la exposición de niños, las escenas de reconocimiento y una serie de peripecias que llevan a una solución siempre satisfactoria.

La atracción que ejerce Menandro sobre nosotros es que, al tratar sus caracteres, lo hace de tal manera que nos parecen verosímiles e individuales, tratando al hombre con sus faltas y virtudes desde un profundo respeto para todos, libres y esclavos, creando personajes que, pasando por Roma, impregnaron la dramaturgia de Occidente.

Read Full Post »

Al hablar de tragedia griega hay que tener en cuenta las muchas diferencias que existen entre la tragedia griega y la tragedia europea posterior. La tragedia griega se diferencia de una tragedia moderna fundamentalmente en lo siguiente:

–  La representación: la tragedia griega reunía elementos que no aparecen en una tragedia moderna, como son el coro, la música, la danza, la máscara, el coturno, etc.

–  Su relación con el culto: la tragedia antigua formaba parte del culto oficial de la ciudad y se representaba en una fiesta religiosa, en honor al dios.

–  El concepto de lo trágico. Actualmente se entiende la tragedia como una obra en que se plantea un problema de difícil solución, cuya conclusión es penosa y que normalmente conlleva la muerte, pero algunas tragedias de Sófocles y una buena proporción de las de Esquilo y Eurípides dejarían de ser tragedias según esta definición, ya que culminan con un final feliz; aunque, desde luego, cumplen otras condiciones que los atenienses exigían a una tragedia.

Resulta muy difícil entender lo que un espectador del s. V entendía por tragedia, fundamentalmente por el escaso material de que disponemos -tan solo 32 obras de la gran cantidad que se representaron y sólo de tres autores- y por el tiempo transcurrido, que hace que estas obras nos resulten lejanas.

Una tragedia griega era una obra en verso que se representaba en las fiestas religiosas de la ciudad y que trataba de un tema mítico ya conocido por los espectadores. En las obras que conocemos los temas se toman del ciclo heroico, en especial del ciclo tebano o troyano. Lo que quedaba excluido era el tema histórico contemporáneo. Además del tema, debía cumplir con una serie de rasgos formales, como la alternancia entre canto y recitado, y el mantenimiento de una estructura arcaica compuesta por:

–  Un prólogo, en el que se ponía en antecedentes al espectador y se le situaba en el momento en que comenzaba la acción.

–  Una parodo, entrada del coro.

–  Una alternancia de episodios (recitados por personajes) y estásimos (cantados por el coro).

–  Un éxodo o salida del coro de la orquesta.

La existencia del coro es un rasgo fundamental que resulta sorprendente actualmente. Estaba formado por doce o quince personas, que recitaban y bailaban al ritmo de la música. Mientras los actores representan el argumento, el coro hace comentarios acerca de la situación, pero normalmente no interviene en la acción. Por medio del corifeo o jefe de coro puede también hablar con los actores.

Entre las primeras figuras de la tragedia ática se encuentra Tespis, cuya innovación consistió, según la tradición, en la invención del prólogo y el discurso. Otros de los primeros autores son Querilo y Frinico. Sin embargo los autores de los que hemos conservado algunas obras y que representan el esplendor de la tragedia ática son: Esquilo, Sófocles y Eurípides.

 

AUTORES REPRESENTATIVOS.

 

 

 

 

Esquilo (525-524/456-455 a.C.)

Esquilo vivió grandes y transcendentales momentos de la historia de Atenas que le marcaron profundamente. Vivió los cambios políticos que condujeron al establecimiento de la democracia y las patrióticas jornadas de las Guerras Médicas. Sin embargo su vida acabó en Sicilia. Fue un autor muy amado por el público, y obtuvo la victoria en el concurso de tragedias en numerosas ocasiones. De entre sus obras conocemos:

  • Los persas, la obra más antigua de las conservadas, que presenta un tema contemporáneo -la reciente guerra contra los persas­ desde el punto de vista persa.
  • Los siete contra Tebas trata del ataque a Tebas de Polinices, su enfrentamiento con su hermano Eteocles y la muerte de ambos.
  • Las suplicantes plantea la huida de las Danaides, que forman el coro, para evitar sus bodas con los hijos de Egipto, y su llegada a Argos, donde reciben la protección del rey.
  • La Orestía es la única trilogía completa que ha llegado hasta nosotros (si exceptuamos el drama satírico). La primera obra, Agamenón, narra la llegada del héroe a su palacio después de la guerra de Troya, acompañado de Casandra, y la muerte de ambos a manos de Clitemnestra y Egisto. En Las Coéforas, Orestes se ve obligado a vengar la muerte de su padre, matando a Clitemnestra. La trilogía se cierra con Euménides, donde Orestes, perseguido por las Erinis, diosas vengadoras de la muerte materna, llega a Atenas, y es absuelto del crimen por el tribunal del Areópago y la intervención de Atenea.
  • Prometeo encadenado narra el castigo que Zeus impone al titán por haber entregado el fuego, símbolo de cultura, a los hombres.

Esquilo ha sido considerado el creador de 1a tragedia en sentido literario. Introdujo el segundo actor, lo que hizo posible el diálogo y la verdadera acción dramática. Sus obras presentan una progresión en cuanto a la técnica dramática. El coro es el autentico protagonista en numerosas ocasiones, y con frecuencia tiende al temor y la angustia, incluso sin que haya fundamento real para ello. Las partes líricas de algunos de sus coros alcanzan la cima del arte poético.

En cuanto a los temas, su innovación consiste en que convierte los mitos y leyendas locales de Grecia en expresiones dramatizadas de los problemas universales del hombre: su relación con la divinidad, su destino, el problema del mal, la herencia de la culpa, el problema de la justicia en su más amplia acepción, el orden que rige el universo, etc.

 

Sófocles (497-496/406-405 a.C.)

De una generación posterior a la de Esquilo, la vida de Sófocles coincide con la Atenas más exuberante y a la vez más convulsiva: las guerras médicas, la gran actividad económica y cultural de la ciudad, y la larga Guerra del Peloponeso. Nacido en el demo de Colono, fue, por encima de todo, el poeta de Atenas, el que mejor encarnó su espíritu y comprendió sus ideales. Y la estima que los atenienses sentían hacia él se vio reflejada en el gran número de premios que obtuvo en el concurso trágico. Se consideraba a Sófocles un hombre muy piadoso y era proverbial su felicidad.

Conservamos, igual que de Esquilo, siete tragedias de Sófocles. Sin embargo vivió hasta una edad avanzada, y parece que trabajó hasta el final, por lo que escribiría muchas más. Además escribió incluso alguna como Sobre e1 coro, referida a las características de la tragedia.

  • Ayax cuenta  la locura del protagonista por haber perdido la adjudicación de las armas de Aquiles. Cuando recupera la lucidez y conoce los actos que su locura le ha llevado a cometer, se suicida. En segundo lugar aparece la disputa sobre su sepultura, que es prohibida por los Atridas pero defendida por Odiseo.
  • Las Traquinias se centra en la muerte de Heracles debida a los celos de su esposa Deyanira. Quizá el sentido último de esta obra sea mostrarnos que el hombre no es víctima pasiva de su destino, sino que toma parte activa en los acontecimientos.
  • Antigona trata 1a defensa de Antígona de la sepultura de su hermano y su muerte. La finalidad de la obra seria invitar a la reflexión, la moderación y la inteligencia, tema frecuente en Sófocles.
  • Edipo rey, considerada por Aristóteles la mejor de las tragedias, se centra en el descubrimiento de la causa de la peste que asola a Tebas, que Edipo, su rey, se compromete a descubrir y remediar. Pero el proceso desvela a Edipo como el verdadero culpable, ya que sin saberlo cometió parricidio y está cometiendo incesto al casarse con su madre, Yocasta. Al conocer la verdad, Yocasta se ahorca y Edipo se saca los ojos.
  • En Electra el tema central no es el matricidio, sino que la figura central es Electra y la obra se centra en la presentación de sus sufrimientos, sus esperanzas y su liberación final.
  • Filoctetes fue escrita en la vejez de Sófocles, y destaca por la polémica sobre el tipo de educación.
  • Edipo en Colono ha sido relacionada con aspectos biográficos del poeta, parece que el anciano Sófocles se vea en un Edipo anciano, que busca la paz de la muerte. Aparece una figura muy diferente de la del Edipo rey, un hombre tan castigado por la vida que en su muerte será elevado a la categoría de héroe.

Sófocles destaca por su creación de caracteres, de tipos humanos, aunque no como los de Eurípides, en que se ven todos los defectos y maldades del ser humano; según el propio Sófocles él creaba a los hombres no como eran, sino como deberían ser. En este autor aparece el héroe trágico que ha pasado a la tragedia moderna: el personaje que se enfrenta a un dilema terrible, que ha de elegir entre lo bueno y lo malo, y cuya elección necesariamente traerá consecuencias terribles (Edipo, Antigona…)

Se nos muestra la antítesis entre el obrar humano y la voluntad inescrutable de los dioses. El hombre puede alcanzar su mayor grandeza al oponer su voluntad inquebrantable ante el destino, pero es una lucha infructuosa, que lleva al sufrimiento y la muerte. El héroe trágico de Sófocles encuentra en esa lucha y esa caída la afirmación de su valor moral, de su grandeza de espíritu. Ante la existencia caben dos actitudes: la del conformista, que se pliega ante la fuerza, y la del héroe, que se rebela y sigue su lucha hasta el final.

 

Eurípides (484-406 a.C.)

Pertenece a la tercera generación de trágicos, aunque la larga vida de Sófocles hizo que pudiera llevar luto por Eurípides. Su vida está repleta de anécdotas y abierta a toda clase de datos novelescos. Eurípides fue blanco perfecto de las críticas de Aristófanes, debido a su carácter, aparentemente distante, austero y ajeno a la vida y la política de Atenas, y a su presunta misoginia.

Mantuvo buenas relaciones con los sofistas y siempre mostró predilección por las corrientes ideológicas y culturales más avanzadas de su época. Sus profundas diferencias con Sófocles se ponen de manifiesto, entre otras cosas, en su relación con el público, ya que mientras al mayor le fue concedido el premio en múltiples ocasiones y gozo del favor del público, Eurípides obtuvo el premio por sus tragedias en solo tres ocasiones, y dos más después de su muerte.

De Eurípides poseemos más obras que de los otros dos trágicos:

  • Alcestis, tragedia de final feliz que ocupaba en la trilogía el lugar de un drama satírico. Reúne dos temas míticos: el de la mujer que ofrece su vida para liberar a su esposo de la muerte y el del héroe que lucha con la muerte para devolver la vida a un cadáver.
  • Medea cuenta la venganza de la protagonista ante la infidelidad de su marido, Jasón.
  • Los Heraclidas trata el tema de los suplicantes y la hospitalidad que se les debe.
  • Hipólito habla sobre la desmesura y la soberbia frente a la divinidad, representada por Afrodita, a la que Hipólito desprecia. Fedra, esposa de Teseo, enamorada de su hijastro Hipólito, que no le corresponde, lleva a la perdición a padre e hijo, acusándolo injustamente, y ella misma se mata.
  • Andrómaca, Hécuba y Las troyanas tratan las consecuencias de la guerra, en este caso la guerra de Troya, desde el punto de vista de las mujeres de los vencidos.
  • Las suplicantes ofrece el tema de los familiares que suplican la concesión de honras fúnebres para los suyos
  • Electra difiere en el tratamiento del mito y la importancia concedida a la estructura dramática de las obras del mismo tema de Esquilo y Sófocles. Eurípides desnuda el acto sangriento del matricidio de todo su ropaje heroico y critica a Apolo como instigador de tal tipo de venganza.
  • Heracles presenta al héroe en todo su esplendor y como salvador de los suyos en la primera parte; pero en la segunda, enloquecido por Hera, mata a estos hijos y esposa a quienes acaba de salvar. Destaca la intervención de Teseo, que le hace desistir del suicidio.
  • Ifigenia entre los tauros, Helena e Ion tienen en común las escenas de reconocimiento e intriga, paisajes exóticos, cambios repentinos de conducta y salvación en el último momento.
  • Las fenicias es la tragedia más larga, de tono épico y trama abigarrada, centrada en las desventuras de la dinastía tebana.
  • Ifigenia en Aulide, Bacantes y Orestes fueron representadas póstumamente por el sobrino del poeta, y obtuvieron el premio. La primera destaca por el estudio de la psicología de los personajes, con un profundo examen de los cambios de opinión.
  • Las Bacantes destaca por el tema del culto báquico y por la vuelta en el plano formal a la tragedia arcaica. La tensión dramática y el ritmo ascendente, hasta llegar a la explosión final, así como los relatos referidos al placido comportamiento de las ménades y el del travestimiento de Penteo para espiarlas, sitúan a esta tragedia a la altura de los más altos exponentes del género.
  • Orestes muestra la situación del personaje después de su matricidio, y sus planes para evitar su condena. Presenta unos héroes demasiado humanos, dolientes y miserables.

Además de las tragedias citadas, de Eurípides conservamos El cíclope, el único drama satírico completo que nos ha llegado.

Eurípides fue ante todo un gran poeta trágico que estuvo al  tanto de las corrientes ideológicas y culturales de su tiempo, y así, incluyó en sus obras frecuentes discusiones retóricas, en las que los personajes sacan a la luz teorías filosóficas en boga. Destaca en sus obras la presentación de unos personajes humanos, como los atenienses de su tiempo, vistos con toda lucidez y crudeza. Se le ha llamado el primer psicólogo y realmente es un investigador del mundo de los sentimientos y las pasiones.

Read Full Post »